21.9 C
Caracas
lunes, septiembre 28, 2020
Inicio Nuestra tierra Ecoturismo Los Médanos de Coro, las dunas errantes

Los Médanos de Coro, las dunas errantes

Nuestro país de veras lo tiene todo: cumbres nevadas, hermosos lagos, ríos caudalosos, los maravillosos llanos, costas espectaculares y hasta nuestro pequeño desierto en los Médanos de Coro, un lugar de una belleza muy especial.

El Parque Nacional Los Médanos de Coro está ubicado en el estado Falcón, en la jurisdicción de los municipios Miranda, Falcón y Colina, al noroeste del País. La zona más importante está alrededor del istmo de Paraguaná, en vía a la Península de Paraguaná al costado norte de la ciudad de Santa Ana de Coro. El istmo es una franja de 34 kilómetros de largo por 5 de ancho.

Dunas en los Médanos de Coro
Dunas en los Médanos de Coro. Fuente: Luis Ovalles / Wikimedia (CC BY-SA 3.0).

Los Médanos de Coro son formaciones de arena, dunas que sobrepasan los 8 metros sobre el nivel del mar y pueden llegar a tener hasta 20 metros de altura. Estas acumulaciones de arena se desplazan constantemente, cambiando de forma por la la acción de los vientos alisios, que soplan desde el este.

El Parque Nacional Médanos de Coro fue establecido el 6 de febrero de 1.974, abarca una superficie de 91.280 hectáreas, de las cuales el 46% son tierras continentales y el resto corresponde a superficies marinas.​ Se creó con el propósito de preservar el desierto costero, muy vulnerable, y la costa de manglares del istmo.

El constante movimiento de las dunas que tienden a cubrir parte de la autopista Coro-Punto Fijo. Esto obliga a retirar constantemente la arena que bloquea y obstruye la vía hacia Paraguaná.

Sitios a visitar

La entrada peatonal al Parque se hace a través del Paseo «Monseñor Francisco José Iturriza» mejor conocido como el «Monumento a La Madre», por la escultura que allí se encuentra. Entre las dunas es posible observar las antiguas calzadas de la época Precolombina. Es interesante también visitar los caminos hacia los puertos de pescadores cercanos al pueblo de Tacuato. En la capilla de las Ánimas de Guasare, los turistas se detienen a pedir por las almas de las personas que murieron durante la sequía de 1.912.

Capilla de las Ánimas de Guasare. Fuente: Imindiola / Wikimedia (CC BY-SA 3.0).

En este lugar no existen instalaciones ni ningún tipo de facilidades para el turismo. La mayoría de los turistas que acuden a los Médanos de Coro, no lo toman como un destino principal, sino como parte de una visita a otros puntos cercanos. De hecho, es una parada obligatoria para los viajeros entre las ciudades de Coro y Punto Fijo, que se divierten ascendiéndolos y revolcándose por sus laderas.

Clima

El clima en los Médanos de Coro es uno de los más áridos del país. La temperatura cercana a los 28 °C, con extremas de 35 °C en la sombra y mínimas por debajo de los 16 °C.​ Llueve muy poco, entre 250 y 498 mm.

El Parque Nacional Médanos de Coro
El Parque Nacional Médanos de Coro. Fuente: Carlos Adampol Galindo / Flickr (CC BY-SA 2.0).

Su flora y fauna

Como en toda zona árida o desierto, la vegetación es escasa. Se han contabilizado alrededor de 60 especies vegetales, principalmente variedades de tunas, cardones y cactus. En las costas fangosas existen manglares. También se encuentran especies como el cují yaque y árboles de pequeño tamaño como el dividive, el olivo y el yabo. Algunas plantas venenosas como la pringamosa, el amor picoso y el diente de dragón habitan en el Parque.

En cuanto a la fauna, se encuentran algunos insectos, como la tarántula azul, una especie en peligro crítico y que sólo se halla en Paraguaná. Hay reptiles, como el diablo espinoso, la iguana verde y la temible serpiente de cascabel. Entre los mamíferos, se encuentran el zorro común y el conejo sabanero. Los pelícanos, gavilanes y el cardenal coriano sobrevuelan las dunas.

Flores del desierto
Flores del desierto. Fuente: Luigino Bracchi / Flickr (CC BY-SA 2.0).

Diversión en la arena

La mejor hora para disfrutar las dunas es temprano por la mañana, o antes del atardecer. El resto del día la arena se calienta demasiado. Si su temperatura lo permite, es un lugar increíble para hacer todo tipo de piruetas y revolcarse. Eso sí, luego tendrás arena hasta en los lugares más insospechados.

Algunas empresas organizan actividades con vehículos 4×4, para dar un paseo por el istmo y disfrutar conociendo los médanos. También es posible practicar el novedoso deporte del sandboarding, que es semejante al surf, pero sobre las dunas de arena.

¿Cómo llegar a los Médanos de Coro?

Este Parque Nacional se encuentra en el istmo que une a Coro y La Vela de Coro con la Península de Paraguaná. Ubicado junto a la vía que conduce a Punto Fijo, a este parque se puede llegar a través de la carretera Barquisimeto-Churuguara-Coro, por la vía Morón-Coro o por la vía de Maracaibo-Coro.

- Publicidad -

MÁS POPULARES

Playa Puy Puy, un lugar con muchos encantos

La península de Paria en el Estado Sucre es una hermosa región de nuestro país con, con paisajes espectaculares y playas de...

Sarisariñama, sorprendentes simas en la cumbre del tepuy

En el bosque, sobre la lúgubre cima de la montaña, vive en una cueva un espíritu maligno que se alimenta de...

El Alma Llanera en 9 claves

Hay tres piezas musicales que nos identifican a todos los venezolanos. Al oírlas, no dejamos de emocionarnos y se nos llena...

Aldemaro Romero, un músico completo

El compositor, arreglista y director de orquesta Aldemaro Romero nació en Valencia el 12 de marzo de 1.928. Su padre era...