24.7 C
Caracas
jueves, octubre 15, 2020
Inicio Gastronomía Recetas y alimentos El pabellón criollo, nuestro plato nacional

El pabellón criollo, nuestro plato nacional

El pabellón criollo es, sin lugar a dudas, el plato típico venezolano por excelencia y uno de los más emblematicos de nuestra gastronomía. No hay nada que se compare con un bocado de este delicioso platillo a la hora del almuerzo, sin importar en qué lugar del globo terraqueo nos encontremos, y por supuesto, ¡ninguno como el de mamá!

Empecemos con un poco de historia sobre este plato y cómo nace. A lo largo de la historia del país, el pabellón ha crecido con cada uno de nosotros, más allá de las variaciones correspondientes a cada región. Según las creencias, el pabellón nace probablemente en los tiempos de la colonia, alrededor del siglo XVIII. Sencillamente, se trata de una combinación de todas las sobras de comida que realizaban los esclavos en las haciendas.

Ingredientes del pabellón criollo

El pabellón criollo está compuesto por arroz blanco, carne mechada, caraotas negras y tajadas de platano maduro frito. En la época, el arroz, la carne y las caraotas solían ser de uno o dos días atrás. Por ende, solo las tajadas se preparaban al momento para disfrutar de este delicioso almuerzo.

Curiosamente, la historia suele hacer referencia a que este platillo -sus ingredientes y colores- representa a los cuatro grupos de diferentes razas que habitaban en Venezuela en ese momento. El arroz representaría a los blancos, las caraotas a los negros, las tajadas a los indios y la carne mechada a los pardos. Recordemos que este último grupo es el que nace de la mezcla de los tres primeros.

Como se puede apreciar, se trata de un plato realmente colorido y diverso. Su esencia siempre suele ser la misma; sin embargo, en algunos lugares del país le han realizado algunas modificaciones para adaptarlo a sus propias costumbres.

El pabellón criollo, nuestro plato nacional, a caballo con aguacate.
Pabellón criollo a caballo con aguacate. Fuente: Pixabay / Diana Yanes

En Nueva Esparta, por ejemplo, podemos degustar del famoso “pabellón margariteño”. En realidad, esta receta la podemos encontrar en el área costera del país, al oriente. Usualmente, en esta región, suelen agregar azúcar a las caraotas y cambiar la carne mechada por pescado preparado de la misma forma. En margarita, sobretodo, se sustituye la falda de res por cazón esmechado y guisado.

También podemos encontrar, en los Andes, el pabellón con tostones de platano verde en vez de tajadas. Esta variación se puede encontrar a su vez en parte del Zulia, donde también hay gente que prepara la carne con coco.

El pabellón criollo es realmente versatil y se puede adaptar a las necesidades y gustos de cada uno de los venezolanos. Algunas personas lo acompañan con aguacate, lo preparan a caballo (con huevo), agregan una arepa, entre otras miles de opciones. Solo es cuestión de probar cada una hasta dar con la que más le guste a cada uno.

Para los que desean disfrutar un buen pabellón hecho en casa:

- Publicidad -

MÁS POPULARES

Playa Puy Puy, un lugar con muchos encantos

La península de Paria en el Estado Sucre es una hermosa región de nuestro país con, con paisajes espectaculares y playas de...

Sarisariñama, sorprendentes simas en la cumbre del tepuy

En el bosque, sobre la lúgubre cima de la montaña, vive en una cueva un espíritu maligno que se alimenta de...

El Alma Llanera en 9 claves

Hay tres piezas musicales que nos identifican a todos los venezolanos. Al oírlas, no dejamos de emocionarnos y se nos llena...

Aldemaro Romero, un músico completo

El compositor, arreglista y director de orquesta Aldemaro Romero nació en Valencia el 12 de marzo de 1.928. Su padre era...