27.8 C
Caracas
viernes, septiembre 25, 2020
Inicio Cultura Antonio Lauro, la guitarra venezolana suena por el mundo

Antonio Lauro, la guitarra venezolana suena por el mundo

Venezuela es un país musical. Por todo el mundo suenan canciones como Caballo Viejo, Moliendo Café o nuestro segundo himno nacional, el Alma Llanera. Pero un compositor que sin duda llevó nuestra música al más alto nivel, haciendo que se conozca en todo el mundo, fue Antonio Lauro.

La música de Lauro, fundamentalmente escrita para su instrumento, la guitarra clásica, es ejecutada en todo el mundo y ha interpretada por guitarristas del nivel de Andrés Segovia, Leo Brower y John Williams, entre otros.

Antonio Lauro elevó la música venezolana para guitarra al rango universal
Antonio Lauro elevó la música venezolana para guitarra al rango universal. Fuente: Pixabay.

Antonio Lauro nació el 3 de agosto de 1.917 en Ciudad Bolívar, hijo de inmigrantes italianos. A partir de los nueve años estudió en Caracas, bajo la tutela de Vicente Emilio Sojo y Juan Bautista Plaza. Raúl Borges fue su maestro de guitarra. Para pagar sus estudios, el joven Lauro tocaba como acompañante en los programas de la emisora de radio Bradcasting Caracas. En 1.40 recibe el diploma de Maestro Compositor y se dedica a la creación musical.

Un dato interesante es que Lauro no sólo componía y tocaba la guitarra, sino que cantaba, y muy bien. En 1.954 interpretó el rol de El Diablo, en el estreno de la Cantata Criolla, de Antonio Estévez. En esa oportunidad le acompañó el tenor y atleta Teo Capriles interpretando a Florentino.

El legado musical de Antonio Lauro

Entre las obras de Antonio Lauro para la guitarra destacan sus Valses Venezolanos, muchos de ellos con nombre de mujer, como Armida, dedicado a su madre, María Luisa, dedicado a su esposa o el más famoso de todos, Natalia, que se lo dedicó a su hija. También hay dos dedicados a sus hijos varones, Leonardo y El Negrito, para Luis Augusto. Para su nieta escribió María Carolina, una hermosa canción de cuna.

Su maestría fue tal que el guitarrista norteamericano John Williams se refirió a él como el «Strauss de la guitarra». Para su gran amigo, el insigne intérprete venezolano Alirio Díaz, escribió el vals Carora y un extraordinario Concierto para Guitarra y Orquesta.

Lauro murió en Caracas, en el año de 1.986. Tenía 69 años. En su homenaje, se celebra cada dos años el Concurso Nacional de Guitarra en Ciudad Bolívar. En esta ciudad cada 3 de agosto se realizan conciertos con las obras del maestro.

Hoy por hoy, las obras de Antonio Lauro para guitarra son repertorio obligatorio en muchas escuelas de música y conservatorios de todo el mundo. Para poder ingresar a estudiar la Maestría en Guitarra Clásica de la reconocida Juilliard School of Drama and Music de Nueva York, por ejemplo, los aspirantes deben interpretar una obra del compositor venezolano.

Pero sus composiciones no se han quedado en los conservatorios y los grandes teatros de la música académica. Es así como muchos de sus valses han sido arreglados para otros instrumentos, como el criollísimo cuatro, y se interpretan en todo tipo de escenarios. Para muestra, esta interpretación de su famoso vals Natalia, con tres de los mejores cuatristas venezolanos: Cheo Hurtado, Jorge Glem y Carlos Capacho.

- Publicidad -

MÁS POPULARES

Sarisariñama, sorprendentes simas en la cumbre del tepuy

En el bosque, sobre la lúgubre cima de la montaña, vive en una cueva un espíritu maligno que se alimenta de...

El Alma Llanera en 9 claves

Hay tres piezas musicales que nos identifican a todos los venezolanos. Al oírlas, no dejamos de emocionarnos y se nos llena...

Aldemaro Romero, un músico completo

El compositor, arreglista y director de orquesta Aldemaro Romero nació en Valencia el 12 de marzo de 1.928. Su padre era...

Chinak-Merú: el impresionante Salto Aponwao

Una de las maravillas de la Gran Sabana es el Salto Aponwao o Chinak-Merú, una impresionante caída de agua localizada en...