24.7 C
Caracas
jueves, octubre 15, 2020
Inicio Nuestra tierra Montaña Altos de Carabobo, la placidez de la montaña

Altos de Carabobo, la placidez de la montaña

Muy cerca de Valencia, pero lejos del caos urbano, en los valles altos de Carabobo se asientan pueblos de larga historia, como Canoabo, Bejuma, Montalbán, Aguirre, Chirgua y Miranda.

Estas poblaciones guardan un importante potencial turístico por la belleza de sus alrededores, su historia y las bondades del clima de la región. Aunque no se ha explotado debidamente, ya algunas posadas ofrecen a los visitantes la oportunidad de disfrutar de la paz y el contacto con la naturaleza que distingue a estos valles.

Laguna de La Esperanza. Fuente: Ricardo Juliao / Wikimedia

Bejuma

La capital del Municipio Bejuma es un importante centro de comercio en los altos de Carabobo. Fundada por los propietarios del fundo Bejuma en 1845, guarda mucho de su pasado histórico con sus viejas casonas de altas ventanas y techos de teja.  

La Plaza Bolívar del pueblo está sembrada con altos árboles que ofrecen sombra y dan cobijo a las tertulias de los bejumeros. La Casa de la Cultura guarda una colección de objetos históricos que cuentan la evolución de la población.

Un lugar muy especial aquí es la Aldea Artesanal «Don Viviano Vargas», destino turístico donde se exponen obras de arte y productos manufacturados por los artesanos de Bejuma. Se utiliza para presentar eventos culturales y recreativos para toda la familia.

Chirgua

El valle de Chirgua toma su nombre de la tribu Chirgua. Esta palabra proviene de chirigua y significa «vasija de barro de aguas cristalinas».

Geoglifo de Chirgua
Geoglifo de Chirgua.

Las huellas de los Chirgua permanecen aún en los petroglifos y geoglifos que se pueden ver en la zona, entre las que destaca el Geoglifo de Chirgua, mejor conocido como la “Rueda del Indio”. Esta es una colosal figura de 32 metros de longitud, formada por círculos concéntricos. De la parte superior salen dos zanjas divergentes que terminan en espirales. Representa el ojo vigilante del creador, centro del universo. Una horqueta invertida alude al principio de salvación que desciende desde las alturas para esparcirse sobre el mundo.

Los habitantes de Chirgua se dedican a la agricultura, en especial al cultivo de papas, de tal manera que se le conoce también como el «valle papero». También se cosecha maíz y hortalizas.

El clima templado del lugar, sus montañas y quebradas ofrecen cobijo a una rica variedad de fauna, todo lo cual convierte a este valle en un destino importante para el turismo ecológico.

Agricultores de Chirgua
Agricultores de Chirgua. Fuente: Aldo Sánchez / Wikimedia.

Montalbán

En el año de 1732, los colonos de la zona solicitaron permiso para edificar una iglesia, que se dedicó a la Inmaculada Concepción. Se considera esta la fecha fundacional de Montalbán, que por muchos años centró su economía en la explotación del añil. testigo de esto son Los Tanques, vestigios de una construcción de ladrillos quemados destinada al procesamiento del pigmento durante el XVIII.

Una visita obligatoria en Montalbán es al Parador Turístico-Artesanal «El Portachuelo», lugar lleno de historia y cultura, donde podrás adquirir hermosas artesanías, juguetes y plantas ornamentales o disfrutar de sus deliciosas comidas típicas y dulcería. Los artistas locales y de otros estados tenen acá espacio para exponer sus pinturas y esculturas. En fin, el parador es un lugar con un ambiente muy ameno para pasar un día distinto.

El Portachuelo, Montalbán
El Portachuelo, Montalbán. Fuente: Ricardo Juliao / Wikimedia.

El Portachuelo es escenario para manifestaciones culturales, conciertos y talleres donde se enseñan oficios, dirigidos tanto los pobladores de Montalbán como a los visitantes.

Miranda

Ruinas de la Torre de Monte Carmelo
Ruinas de la Torre de Monte Carmelo. Fuente: Carlos Gómez / WIX.

A mediados del siglo XVIII, colono españoles se establecieron en el Valle de Onoto, a orillas del río del mismo nombre. El Valle de Onoto pasó luego a formar parte del Cantón de Montalbán.

Después de alcanzada la independencia de España, el Valle de Onoto tomó el nombre de Miranda al ser declarado Parroquia Civil, en el año de 1849. El pueblo escogió como patrona a la Virgen del Carmen, que por primera vez se veneró en la Torre de Monte Carmelo, hoy en ruinas.

Entrada a Miranda
Entrada a Miranda: Fuente: Alcaldía de Miranda.

Miranda es un poblado de vocación agrícola, dedicado al cultivo de cítricos, hortalizas, legumbres y granos.

Gastronomía

En la zona de los altos de Carabobo, como en muchas otras regiones del país, es fácil conseguir lugares para comprar una buena cachapa, acompañada con queso de mano, chicharrón o carne en vara. Sin embargo, este rincón del centro del país ha aportado algunos platos emblemáticos de la cocina venezolana.

Uno de ellos es el asado de Aguirre, preparado a base de muchacho redondo, marinado por largas horas y luego sometido a cocción lenta. Pero la pieza de carne solo se sella hasta dorar sin oscurecer tanto como en el asado negro. Además, no se incorpora azúcar o papelón, pero se usan aceitunas rellenas y alcaparras para adobarla. 

La influencia de los inmigrantes italianos en Venezuela se hace sentir en la famosa polenta de Montalbán, que combina la masa de maíz con huevos y mantequilla. Se rellena con guiso de pollo o cerdo, aceitunas, alcaparras, papas y huevos duros, macerado convino dulce y ají. La polenta se cierra como una empanada y se cocina al horno o al fogón.

Polenta de Montalbán
Polenta de Montalbán. Fuente: Pixabay.

En Bejuma, El Punto del Sabor, en la Avenida Sucre, y Arepas y Parrillas El Rocío, en la calle Agustín Betancourt, son dos buenas opciones para almorzar o cenar en familia.

Si estás en Montalbán, puedes acercarte a Antojos Casa María, mientras que el Bar Restaurant Florentino, en Miranda, te ofrece su estupenda carne en vara con una excelente atención.

Alojamiento

En los altos de Carabobo, muchas posadas ofrecen diversas opciones para hospedarse en un ambiente campestre, con el agregado de paseos o servicios tipo spa. Dos lugares muy recomendables son la Posada Ecológica Casa María Bug Paradise, vía Palmichal y la Posada Mocundo, vía Canoabo. Este último es un sitio muy agradable y bien conservado, rodeado de naturaleza. Allí la señora Gabrielle y el señor Norbert te atenderán muy amablemente.

Otro lugar muy especial es la Posada Hacienda La Calceta, en la calle Páez del sector Las Calcetas de Bejuma. Una casona muy bien conservada, ofrece espectaculares áreas verdes y una gigantesca piscina, paseos por los alrededores en vehículos 4×4 y algo sorprendente: sirven un sushi estupendo en su comedor,

¿Cómo llegar a los altos de Carabobo?

Desde Valencia, debes dirigirte hacia Tocuyito, por la autopista Valencia – Campo de Carabobo. En la Encrucijada de Carabobo, toma la vía de la derecha, en sentido hacia Barquisimeto. Después de la Alcabala de La Mona encontrarás la entrada a la población de Bejuma. Desde acá se puede ir a Aguirre o Montalbán.

Si continúas por la Carretera Panameriana, en sentido hacia Barquisimeto, llegarás a la entrada al pueblo de Miranda.

Río El Salao
Río El Salao. Fuente: Alexchi1188 / Wikimedia
- Publicidad -

MÁS POPULARES

Playa Puy Puy, un lugar con muchos encantos

La península de Paria en el Estado Sucre es una hermosa región de nuestro país con, con paisajes espectaculares y playas de...

Sarisariñama, sorprendentes simas en la cumbre del tepuy

En el bosque, sobre la lúgubre cima de la montaña, vive en una cueva un espíritu maligno que se alimenta de...

El Alma Llanera en 9 claves

Hay tres piezas musicales que nos identifican a todos los venezolanos. Al oírlas, no dejamos de emocionarnos y se nos llena...

Aldemaro Romero, un músico completo

El compositor, arreglista y director de orquesta Aldemaro Romero nació en Valencia el 12 de marzo de 1.928. Su padre era...