22.9 C
Caracas
miércoles, septiembre 30, 2020
Inicio Gastronomía Sitios para comer ¿Has comido en la "calle del hambre"?

¿Has comido en la «calle del hambre»?

Cuando te consigues venezolanos fuera del país, no falta uno que te diga “extraño las hamburguesas de la calle del hambre”. Si no has visitado alguna, no podrás entender ese sentimiento de nostalgia que producen nuestras famosas hamburguesas, perros calientes y pepitos “con todo”. 

En Caracas, la más célebre «calle del hambre» es la calle San Sebastián de Baruta, alimentando por más de 20 años a estudiantes, parranderos, enratonados, panas y enamorados. Es de destacar que esta tradición no es solo caraqueña. A lo largo y ancho de todo el país podemos hallar «calles del hambre» para todos los gustos. 

Por mencionar solo algunas: En Valencia, por ejemplo, se encuentra a dos cuadras del Centro Comercial Sambil. En Maracay, a un lado de la redoma de San Jacinto. En Maracaibo, en plena avenida Cecilio Acosta. En Margarita, hay dos «calles del hambre» famosas: en la 4 de mayo (la más antigua) y en el estacionamiento del Centro Comercial Bayside. 

https://www.instagram.com/p/BtUgLqplkf4/

Calle del hambre: Una opción para cada comensal

La oferta más abundante en estas calles es la comida «chatarra». Todo un menú para elevar los triglicéridos y el colesterol a niveles suicidas. La mayoría de los comensales optan por las increíbles hamburguesas, perros y pepitos con toneladas de salsas y papas fritas ralladas. Sin embargo, y contrario a lo que cabría esperar, eso no es lo único que se puede disfrutar. En las «calles del hambre» te puedes topar también con shawarmas, parrillitas, cachapas y arepas y, en algunos casos, comida italiana y hasta sushi(!!).

En fin, algo para cada gusto, excepto para los exquisitos, claro ;-). Esa es probablemente una de las razones del éxito de estos espacios: una opción para cada invitado.

Es típico salir corriendo un domingo para la «calle del hambre» cuando nadie tiene ánimo de cocinar. Nunca falta el pana que dice “yo creo que deberíamos lanzarnos unos asquerositos antes (o después) de la rumba”. Pocos venezolanos son ajenos a esta tradición que nos acompaña desde hace muchísimos años. 

Una de las cosas más sorprendentes es que es imposible hacer en la las delicias que ofrecen. No sabemos cómo lo hacen, pero es imposible repetir ese sabor en la propia cocina. Algunos expertos en el tema aseguran que solo se puede igualar con productos muy especiales: carnes de soya, kilos de salsas rendidas con agua y frituras en aceites usados hasta carbonizarse… ¿Será cierto?

Lo importante es que muchos las añoramos. No olvides contarnos sobre las calles que nos saltamos y sobre cuál es la mejor en los comentarios.

- Publicidad -

MÁS POPULARES

Playa Puy Puy, un lugar con muchos encantos

La península de Paria en el Estado Sucre es una hermosa región de nuestro país con, con paisajes espectaculares y playas de...

Sarisariñama, sorprendentes simas en la cumbre del tepuy

En el bosque, sobre la lúgubre cima de la montaña, vive en una cueva un espíritu maligno que se alimenta de...

El Alma Llanera en 9 claves

Hay tres piezas musicales que nos identifican a todos los venezolanos. Al oírlas, no dejamos de emocionarnos y se nos llena...

Aldemaro Romero, un músico completo

El compositor, arreglista y director de orquesta Aldemaro Romero nació en Valencia el 12 de marzo de 1.928. Su padre era...