27.8 C
Caracas
viernes, septiembre 25, 2020
Inicio Nuestra tierra Montaña Valle Guanape, tierra del trompo y la zaranda

Valle Guanape, tierra del trompo y la zaranda

En la zona montañosa al oeste del Estado Anzoátegui, el Río Guanape corre por un valle fresco a unos 290 metros sobre el nivel del mar. Aquí se ha establecido un pequeño pueblo que, en medio de las montañas guarda muchas tradiciones del folclor llanero: es Valle Guanape, la tierra del trompo y la zaranda, como indica el monumento que da la bienvenida al lugar.

Los indígenas de la tribu Huanapú dieron origen al nombre del río y del valle. Durante la conquista, fueron obligados a huir y buscaron refugio en las cavernas rocosas que hoy en día se conocen como las «Fauces del Diablo».

Calle Bolívar de Valle Guanape
Calle Bolívar de Valle Guanape. Fuente: Alejandro Rojas Dagger / Panoramio

En Valle Guanape se rinde devoción a Santa Escolástica y las fiestas en su honor son muy populares. La imagen de la Santa patrona de la lluvia fue hecha en España y traída al pueblo en 1904.

Los momentos más importantes de sus fiestas son el novenario, la procesión por los distintos sectores del pueblo y muy especialmente el tedeum de cada 10 de febrero, seguido de las exhibiciones agropecuarias y los toros coleados «El Samán de Oro», además de los torneos de trompo, zaranda y de contrapunteo, que hacen inolvidable una visita a Valle Guanape durante esos días.

Iglesia de Santa Escolástica. Fuente: Alejandro Rojas Dagger / Panoramio

Desde el Mirador Turístico se puede observar el encantador valle que hace honor al nombre de la capital del municipio Francisco del Carmen Carvajal. La vista se recrea con el verdor de las montañas que arropan a esta humilde población. Acá puedes disfrutar de un atardecer y la brisa fresca, entrando en un estado de relajación, alejado de todo ruido de la ciudad. El Mirador se encuentra en el sector Peñas Blancas, la vía está parcialmente pavimentada, por lo que se recomienda subir en autos rústicos.

Vía a La Torre
Vía a La Torre. Fuente: Alejandro Rojas Dagger / Panoramio

El cerro Los Tucusitos es una de los elevaciones de mayor altura del Estado Anzoátegui, que permite la práctica del senderismo para los más aventureros, rodeado de frondosos árboles y clima fresco. Puedes observar plantas autóctonas y la flor nacional, que es muy común en esta zona, la orquídea, así como también la fauna que hace vida por estos lados.

Paisaje de Valle Guanape
Paisaje de Valle Guanape. Fuente: Alejandro Rojas Dagger / Panoramio

El cerro tiene una altura de más de 1200 metros sobre el nivel del mar. Al llegar a la cima puedes deleitarte con el imponente panorama natural. Se recomienda que lleves ropa cómoda para una mejor escalada. La neblina y la humedad se apoderan del lugar, todo esto forma parte de una aventura, de la cual no te arrepentirás.

Río Guanape
Río Guanape. Fuente: Alejandro Rojas Dagger / Panoramio

Un paseo muy interesante es a las Cuevas las Fauces del Diablo, se dice que allí los indígenas se refugiaron de los españoles. Estas cuevas cuentan con siete entradas, en su interior se pueden apreciar las diferentes rocas que allí se encuentran, las estalactitas, estalagmitas y columnas, además de murciélagos, alacranes y plantas adaptadas a la oscuridad.

Están bordeadas por una abundante vegetación de helechos y musgos. Son de difícil acceso, el camino ubicado en el sector de Peñas Blancas es muy accidentado, la carretera es de piedra y tierra y se recomienda subir en vehículos con doble tracción e ir en la compañía de un guía o baquiano para mayor seguridad.

Por esta zona también se encuentra una caída de agua con su poza que es una delicia refrescante, el Salto de la Quebrada El Caballo

Salto de la quebrada El Caballo
Salto de la Quebrada El Caballo. Fuente: Alejandro Rojas Dagger / Panoramio

La Represa Guacamayal es otro gran atractivo de la zona. Fue terminada en 1976. El embalse surte de agua a las poblaciones de Valle Guanape, Las Chaguaramas, Las Cruces y Navarro, así como a los habitantes de Guanape, en el municipio Bruzual.

El agua de la represa va hacia la planta procesadora de agua potable, que se encuentra ubicada en El Placer. Esta planta está a cargo de la Cooperativa Guacamayal, la cual trabaja para la compañía Hidrológica del Caribe (Hidrocaribe).

Cerca de la represa y rodeado por árboles frutales, samanes, apamates, bucares y ceiba, además de una variada fauna, se encuentra el Parque Guayacamal. Cuenta con un tobogán natural y una pequeña cascada, que cobra mayor fuerza cuando se abren las compuertas del dique. Unas piscinas surtidas con las aguas del embalse son ideales para llevar a los niños. El parque cuenta con espacio para el esparcimiento: parrilleras, chozas y bancos de concretos Es visitado en su mayoría en temporadas de vacaciones y algunos fines de semanas. La carretera es pavimentada y de fácil acceso.

Represa Guayacamal
Piscinas de la Represa Guayacamal. Fuente: Alejandro Rojas Dagger / Panoramio

Alojamiento

Por ser un pueblo pequeño en una ruta alejada del turismo masivo, no hay mucha infraestructura hotelera en la zona. En el propio pueblo funcionan los hoteles Guaicaipuro y El Placer, que son más bien modestos.

Tal vez la mejor alternativa de alojamiento en Valle Guanape es el Eco Camping, un lugar mágico con cabañas y piscina, rodeado de mucha naturaleza.

¿Cómo llegar a Valle Guanape?

Desde Barcelona, debes tomar la Troncal 9 en ruta hacia Caracas y al llegar a Clarines te desvías por la Troncal 11, vía San José de Guaribe. El trayecto se hace en un par de horas.

Desde Caracas, el recorrido toma cerca de cinco horas y media en auto. Debes tomar la autopista Gran Mariscal de Ayacucho. Pasarás Guarenas y al llegar a Guatire debes tomar hacia la derecha la Autopista a Oriente. Antes de llegar a Higuerote, toma la salida para San José de Río Chico. Allí sigue la señalización que conduce a Barcelona.

Poco después de salir del pueblo de San José, el camino te lleva a una bifurcación donde empalma con la Troncal 9. Toma la vía de la izquierda. Pasarás por el Guapo, donde puedes hacer una parada para comprar casabe, mangos o deliciosas naiboas. Continúa, pasando por Boca de Uchire y al llegar a Clarines debes salir de la vía principal y tomar la Troncal 11.

- Publicidad -

MÁS POPULARES

Sarisariñama, sorprendentes simas en la cumbre del tepuy

En el bosque, sobre la lúgubre cima de la montaña, vive en una cueva un espíritu maligno que se alimenta de...

El Alma Llanera en 9 claves

Hay tres piezas musicales que nos identifican a todos los venezolanos. Al oírlas, no dejamos de emocionarnos y se nos llena...

Aldemaro Romero, un músico completo

El compositor, arreglista y director de orquesta Aldemaro Romero nació en Valencia el 12 de marzo de 1.928. Su padre era...

Chinak-Merú: el impresionante Salto Aponwao

Una de las maravillas de la Gran Sabana es el Salto Aponwao o Chinak-Merú, una impresionante caída de agua localizada en...