26.7 C
Caracas
lunes, septiembre 28, 2020
Inicio Nuestra tierra Ciudad El Hatillo, un rincón colonial en la Caracas moderna

El Hatillo, un rincón colonial en la Caracas moderna

El Hatillo es un caso insólito, un pueblo colonial atrapado en el tiempo dentro de una ciudad moderna. Esta comunidad antaño se dedicó a la agricultura, pero al integrarse a la ciudad de Caracas se ha convertido en un importante destino turístico, donde los visitantes hacen compras y encuentran diversas opciones gastronómicas, en medio de su peculiar arquitectura.

El Calvario
El Calvario. Fuente: Katepalitava / Wikimedia.

Su casco histórico es asiento de locales comerciales y de restaurantes que ofrecen una variada gastronomía. El Hatillo es también un importante centro cultural con una actividad constante que se manifiesta en obras de teatro y conciertos que van de lo popular a lo clásico.

Casco Histórico de El Hatillo
El casco histórico de El Hatillo. Fuente: El Guarito / Wikimedia.

En el centro del pueblo destaca la Plaza Bolívar, sitio de descanso para turistas y residentes. La estatua del Libertador se diferencia porque no monta a caballo, como en muchas otras plazas del país. Alrededor de ella se encuentra la Iglesia de Santa Rosalía, la Alcaldía y muchos comercios, restaurantes y cafés.

Plaza Bolívar
Plaza Bolívar de El Hatillo . Fuente: María Auxiliadora Ramírez Prato / Wikimedia.

La Iglesia Santa Rosalía de Palermo da frente a la plaza Bolívar. Se construyó entre 1784 y 1786. En el año de 1960 fue declarada Monumento Histórico Nacional y en 2005 Patrimonio Cultural de la Nación. Su estilo es barroco colonial, con una sola nave y un campanario. Al ingresar al templo, resalta la belleza de su techo de madera y su patio interno, al que se accede por un portón lateral.

Iglesia de Santa Rosalía
Iglesia de Santa Rosalía de Palermo. Fuente: El Guarito / Wikimedia.

La Iglesia ortodoxa de San Constantino y Santa Elena, es un curioso ejemplo de la arquitectura religiosa rumana. Construída en madera, solo existen dos templos similares a este fuera de Rumania. Los artesanos que la construyeron la ensamblaron sin clavos ni objetos metálicos en su estructura, siguiendo las tradiciones sagradas, y posee hermosas pinturas religiosas de estilo neobizantino. La torre del campanario tiene más de 35 metros de altura.

Iglesia de San Constantino y Santa Elena
Iglesia de San Constantino y Santa Elena. Fuente: Veronidae / Wikimedia.

Una visita a El Hatillo no está completa sin entrar a Hannsi Centro Artesanal, en la Calle Bolívar. Hannsi es una tienda de artesanías fundada en 1970 y cuenta con más de 3.000 metros cuadrados de exhibición. Allí conseguirás lo que necesites para ofrecer un hermoso recuerdo de Venezuela a tus amistades: esculturas, hamacas, nacimientos y un largo etcétera. Además, en su cafetería venden un excelente café gourmet en grano o molido y puedes sentarte a degustar de un buen trozo de torta.

Si lo tuyo es el shopping, entonces debes visitar el Centro Paseo el Hatillo. Allí encontrarás boutiques, zapaterías, joyerías, restaurantes de comida rápida y hasta puedes entrar a ver la película de moda en sus salas de cine.

Centro Paseo El Hatillo
Paseo El Hatillo. Fuente: Rafael / Wikimedia.

Una visita muy especial es la que puedes hacer a Expanzoo. En su zoológico de contacto los niños pueden interactuar con animales domésticos, o también pueden ver la exhibición de animales exóticos, como el camello, las llamas, el avestruz o la cacatúa.

Camello en Expanzoo
El simpático camello de Expanzoo. Fuente: Juan Tello / Flickr.

Gastronomía

El Hatillo ofrece a sus visitantes una variedad impresionante de lugares para comer: cocina criolla, española, italiana, peruana o japonesa así como postres sencillos o pastelería gourmet. Acá te presentamos algunos lugares icónicos, pero tu puedes probar cualquier otro sitio en el pueblo, ya que la mayoría son simplemente excelentes.

Das Pastelhaus es un clásico del Hatillo, Diagonal a la Plaza Bolívar. Debes probar sus pizzas a la crema y sus postres son maravillosos, en especial la tartaleta de fresa y el pie de limón. El ambiente de la terraza es muy agradable, en especial de noche.

El Cine, en la Calle Comercio es una excelente opción. Su comida es muy especial, una mezcla de japonesa con ingredientes criollos que la hacen única. Su decoración es muy moderna y agradable y los cócteles son imperdibles. El servicios de valet parking es un plus en un lugar tan concurrido como El Hatillo. Es conveniente reservar.

La Gorda, en la Calle Santa Rosalía es ideal para desayunar o almorzar, cierran temprano. Cocina venezolana sin pretensiones, pero con un sabor exquisito. El asado a la criolla es la especialidad de la casa.

¿Cómo llegar a El Hatillo?

Debes tomar la autopista Prados del Este. Luego del túnel La Trinidad, doblas a la izquierda para tomar la Avenida Principal de El Hatillo, que finaliza en este hermoso pueblo que se ha integrado a la metrópoli sin perder su encanto.

- Publicidad -

MÁS POPULARES

Playa Puy Puy, un lugar con muchos encantos

La península de Paria en el Estado Sucre es una hermosa región de nuestro país con, con paisajes espectaculares y playas de...

Sarisariñama, sorprendentes simas en la cumbre del tepuy

En el bosque, sobre la lúgubre cima de la montaña, vive en una cueva un espíritu maligno que se alimenta de...

El Alma Llanera en 9 claves

Hay tres piezas musicales que nos identifican a todos los venezolanos. Al oírlas, no dejamos de emocionarnos y se nos llena...

Aldemaro Romero, un músico completo

El compositor, arreglista y director de orquesta Aldemaro Romero nació en Valencia el 12 de marzo de 1.928. Su padre era...