24 C
Caracas
viernes, junio 5, 2020
Inicio Nuestra tierra Montaña Caripe, el jardín del Oriente venezolano

Caripe, el jardín del Oriente venezolano

Situado en un hermoso y verde valle con una altura cercana a los mil metros sobre el nivel del mar, Caripe goza de un clima fresco de montaña. Su ubicación favorece el cultivo de hortalizas, frutas, flores y café. Como si todo esto fuera poco, está muy cerca de la famosa Cueva del Guácharo, haciendo de este lugar un importante destino turístic en Monagaso.

Caripe fue fundado por el misionero capuchino Pedro de Gelsa el 12 de octubre de 1.734 como una misión de indios chaimas. Originalmente se le llamó San Miguel Arcángel de Caripe, y luego Santo Ángel Custodio de Caripe, pero es más conocido como Caripe del Guácharo, diferenciándolo así del cercano pueblo de Caripito.

El poblado se ubicó en tierras pertenecientes del capitán Esteban Caripe, de origen indígena. El pueblo y todo el valle tomaron su apellido, que significa “río de ardillas” en la lengua de los chaima.

Vista panorámica de Caripe
Vista panorámica de Caripe. Fuente: Rey2rey / Wikipedia CC BY-SA 3.0.

La iglesia del poblado fue consagrada a El Santo Ángel Custodio. La construcción fue originalmente una modesta edificación de bahareque frente a la plaza principal, que se consolidó con el paso de los años. El antiguo templo fue demolido en 1.972 y solo quedó de él un magnifico retablo que engalana la nueva iglesia con diseño moderno, terminada en 1.978.

Iglesia del Santo Ángel Custodio y Plaza Bolívar de Caripe
Iglesia del Santo Ángel Custodio y Plaza Bolívar de Caripe. Fuente: Nixón / Wikimedia CC BY-SA 3.0.

La Cueva del Guácharo

No se puede ir a Caripe sin visitar su principal atractivo turístico. A cuatro kilómetros del pueblo, en el sitio llamado Cerro Negro, está la famosa Cueva del Guácharo, el primer Monumento Natural de Venezuela y sin duda la caverna más visitada en el país. Desde de siglo XVII ha sido explorada por científicos, entre ellos el alemán Alejandro de Humboldt, quien la describió en su libro Viaje a las Regiones Equinoccionales del Nuevo Continente.

Esta enorme cueva es el hábitat preferido por el guácharo (Steatornis Caripensis), un ave muy preciada por los indígenas debido a su grasa. La caverna tiene un gran valor geológico y biológico y se le considera como una de las más bellas del mundo.

Las estalactitas y estalagmitas de la cueva, formaciones calcáreas esculpidas durante siglos por el agua, han recibido curiosos nombres por las formas que sugieren, como La Virgen del Valle, El Ángel de la Guarda, la Virgen del Carmen, La Palmera, El Cardón, el Alcatraz en Picada, la Cabeza de Elefante, o la Torre, una espectacular estalagmita de 18 metros de altura.

Un tramo de 1.200 metros de la cueva está habilitado para el público visitante, a través de un sendero construido para proteger el interior de la caverna y a sus ocupantes, los guácharos. El lugar está custodiado por el personal del Instituto Nacional de Parques (Inparques), que designa guías para orientar a los turistas.

Más de nueve kilómetros de la cueva están restringidos y sólo pueden ser visitarse con fines científicos o educativos, con el permiso correspondiente.

Es todo un espectáculo esperar el atarceder frente a la cueva, para poder admirar la salida de los guácharos, que son aves nocturnas, en busca de alimento. El bullicio de miles de aves que cruzan en bandada la coca de la caverna es ensordecedor.

Vista panorámica de Caripe
Cueva del Guácharo. Fuente: Sankirumi / Wikimedia CC BY-SA 3.0.

Las pozas de Caripe

Alrededor del pueblo varios ríos forman pozos propicios para un refrescante baño vespertino. Muy cerca de la Cueva del Guácharo se forma el Salto Chorrerón y el espectacular Salto La Paila, que forma dos pozas en forma de tina. En tiempos antaños, la poza de El Clavellino, fue reservado para las mujeres, en particular la muchachas solteras, mientras que la poza de La Laja se reservó para los baños de los hombres solteros del poblado.

Las leyendas de la zona cuentan que esas pozas son habitadas por los encantados y las encantadas, espíritus del lugar que buscaban a los jóvenes para concebir a los duendecillos que andan por las montañas y habitan en la cueva.

Cerca de las Pozas de Lorenzo
Cerca de las Pozas de Lorenzo. César Pérez / Wikimedia CC BY-SA 4.0.

El pueblo de Caripe es un lugar encantador, donde se puede disfrutar del frío de la montaña, hacer paseos a caballo, realizar excursiones a las montañas y pozas y realizar compras en los puestos de los artesanos del lugar, que fabrican objetos utilitarios y obras de arte maravillosas con sus manos trabajadoras.

Artesanía de Caripe. Fuente: Semeshue / Wikimedia CC BY-SA 3.0.

Gastronomía

La gastronomía de Caripe no es muy distinta de la de muchos lugares del país. Sin embargo, es estupendo comenzar el día con una buena arepa de maíz pilado de las que hacen aquí. Otras delicias de la zona son la bola de plátano, el sancocho de cangrejo o el de Guaraguara, la ensalada caripera y la lapa, preparada “a la cacica Urimare”.

Un lugar muy recomendable para comer en el pueblo es El Portón de Caripe, toda una referencia, pues ya tienen varias décadas preparando buena comida con sabor criollo. Su carne salada frita con arroz es una delicia. También preparan distintos tipos de tarkarí. Otra buena opción para comer en Caripe es el Restaurant Mogambo, en la Avenida Guzmán Blanco

En el apartado de los dulces, los caripenses preparan deliciosas mermeladas de frutas, aunque su especialidad es la de pétalos de rosas. En las ventas del pueblo ofrecen deliciosas galletas de Bruselas y espectaculares wafles. Pero el postre por excelencia aquí son las fresas con crema, preparadas con frutas del lugar, muy frescas y servidas siempre con una gran sonrisa. Un lugar muy indicado para comerlas es Caripe Fresa y Chocolate, en Sabana de Piedra.

Los lugareños han desarrollado diversos vinos y licores artesanales de frutas artesanal, que son «impelables», como el licor de fresas, el de pétalos de rosas o el ron con toronjas y naranjas. Hay que probarlos, no podrás resistir la tentación de llevar varias botellas a tu hogar como obsequio a familiares y amigos.

Venta de frutas y hortalizas en Caripe. Fuente: Rey2rey / Wikipedia CC BY-SA 3.0.

Alojamiento

El turismo se ha desarrollado mucho en este hermoso valle. Su clima fresco atrae muchos visitantes y se han establecido excelentes posadas que destacan por su atención y servicio.

La Posada Loma Paraíso, entrando por la Avenida Guzmán Blanco, es la opción si quieres quedarte en el propio pueblo. Tienen una agradable piscina y un ambiente romántico de montaña, además de su excelente atención. En su restaurant la comida es deliciosa.

En la vía Principal de San Agustín de Caripe está la Posada Villa Moruna. Con hermosos jardines, delicioso clima de montaña y excelente comida. Un lugar para descansar y pasar unos días diferentes. los amaneceres allí son inolvidables. También prestan sus instalaciones para cocinar parrillas.

Por la Carretera La Guanota se encuentra la Posada Casa de Campo, en la Calle La Bomba, con cómodas habitaciones, excelente atención y sus jardines que le hacen honor al fresco clima de la zona. Toda una belleza de lugar.

Cabañas en Caripe. Fuente: José Ilidio Spinola / Wikimedia CC BY-SA 2.0.

¿Cómo llegar a Caripe?

Desde Maturín, se debe tomar la Avenida Juncal y conducir hasta la Redoma Gran Parador. Allí se toma la vía de la izquierda para incorporarse a la Troncal 13 y a la altura de La Toscana, mantenerse a la derecha para tomar la Carretera Maturín-Caripe. Se pasa por Chaguaramal y Aragua de Maturín, luego de Guanaguana, hay una bifurcación al llegar al Embalse El Guamo. Allí hay que tomar la vía de la derecha. Se continúa por aproximadamente 23 kilómetros hasta llegar a Caripe. El recorrido toma un par de horas.

Paisaje de Caripe
Paisaje de Caripe. Fuente: Simón Ordaz / Wikimedia CC BY-SA 3.0.
- Publicidad -

MÁS POPULARES

Galletas de mantequilla de mimi: fáciles y con pocos ingredientes

El día de hoy venimos con una receta a la que los pequeños de la casa no se pueden resistir: las famosas...

Jesús Soto, el maestro del cinetismo, cumple 97 años

De Ciudad Bolívar para el mundo, el artista venezolano Jesús Soto se convirtió en uno de los principales representantes del arte...

Tradición caraqueña: algunos restaurantes de toda la vida

La capital de nuestro país es tan grande que, dentro de ella, podemos encontrar una cantidad increíble de restaurantes donde podrás disfrutar...

El Relámpago del Catatumbo, un faro natural en el Zulia

Las noches al sur del Lago de Maracaibo difícilmente se pueden llamar tranquilas. Entre marzo y diciembre, comenzando al caer la...