Inicio Nuestra tierra Ciudad Maracay, valle de jardines y aviación

Maracay, valle de jardines y aviación

Sobre los fértiles valles de Aragua, a orillas del lago de Valencia, o de Tacarigua, como prefieren llamarle algunos, se enclava la ciudad de Maracay. Una de las urbes más importantes de Venezuela, por su población y su economía, Maracay, la llamada «ciudad jardín, atesora más de trescientos años de historia en sus calurosas calles.

El núcleo original que dió origen a la ciudad fue establecido como parroquia el 5 de marzo de 1701, cuando varias familias de colonos españoles, que poseían siembras en la zona, obtuvieron la autorización para la edificación de una iglesia, la cual fue dedicada a San José. Este templo es hoy en día la Catedral de Maracay.

Catedral de Maracay
Catedral de Maracay. Fuente: Xolcanf / Wikimedia

El auge de Maracay como ciudad comienza realmente con la llegada de Juan Vicente Gómez al poder, a principios del siglo XX. El dictador quedó prendado del clima de la ciudad, a la que declara Capital de Venezuela en 1908, fijando allí su residencia. A partir de entonces la ciudad se renueva con fuertes inversiones en obras públicas y la llegada de comerciantes que estaban establecidos en Caracas.

Maracay, valle de jardines y aviación.

Hoy en día Maracay es una moderna metrópolis, con un importante parque industrial y una fuerte actividad comercial. Al estar ubicada en la encrucijada de las dos vías más importantes del país, la Troncal 1, entre Caracas y Valencia y la Troncal 2, que parte de Cagua hacia los llanos centrales, se convierte en punto de tránsito obligado para turistas.

Alcaldía del Municipio Girardot en Maracay
Alcaldía del Municipio Girardot. Fuente: Roberto Galindo / Wikimedia.

En Maracay se desarrolla una importante actividad cultural, centrada en el Teatro de la Ópera, una imponente construcción comenzada en la época de Gómez, pero que quedó inconclusa hasta 1973. La Ópera presenta regularmente conciertos, obras de teatro y otros espectáculos, adecuados para todo tipo de público.

El Teatro Ateneo, actualmente en remodelación, junto al complejo Casa de la Cultura, el Museo de Arte Contemporáneo Mario Abreu y las extensiones de cultura de las múltiples instituciones de educación superior de la ciudad, complementan la rica oferta cultural maracayera.

Maracay es considerada la cuna de la aviación en Venezuela. Acá llegó el primer vuelo al país y se estableció la primera escuela aeronáutica. La ciudad fue visitada por el famoso piloto Charles Lindberg, luego de su recorrido trasatlántico en solitario. También se estableció acá la primera empresa de transporte aéreo, Aeropostal. Hoy en día, la Base Aérea Libertador, a pocos kilómetros de Maracay, centraliza la actividad de la aviación militar venezolana.

El Museo Aeronáutico de Maracay exhibe objetos y naves que recuerdan toda la historia de la aviación venezolana. Es un lugar muy adecuado para visitar con los niños, que estarán fascinados al montarse en las naves que allí se conservan.

Museo Aeronáutico. Fuente: Carlos Pérez / Wikimedia.

La tradición taurina es muy importante en Maracay. Las corridas de toros son, junto con la elección de la Reina, el eje central de las Ferias de San José, que se celebran en los días cercanos al onomástico del santo, el 19 de marzo. La Maestranza César Girón es un hermoso coso taurino, diseñado por el arquitecto Carlos Raúl Villanueva en la década de los 1930, inspirándose en la plaza de toros de Sevilla. En el lugar también se celebran conciertos y otros espectáculos durante todo el año.

Maestranza César Girón
Maestranza César Girón. Fuente: Carlos Pérez / Flickr.

La gastronomía

La cocina maracayera se centra en la comida propia de los llanos venezolanos. Por doquier se consiguen las más deliciosas empanadas y arepas con variados rellenos. Los sandwiches preparados con groseras cantidades de pernil y tomate valen por todo un almuerzo. Son comunes los lugares que ofrecen sabrosas cachapas con carne en vara o cochino frito, particularmente en la «calle del colesterol», que bordea por el sur la Autopista Regional del Centro. Los domingos son para los suculentos hervidos de carne con múltiples verduras.

Cerca de la plaza San Juan, en la Avenida 19 de Abril, queda la zona de los postres. La Panadería San Juan ofrece los mejores golfeados con queso de mano. A menos de una cuadra de allí, Cake Frost tiene una variedad de helados en las más diversas presentaciones y con variedad de «toppings». Y caminando unos metros más, hasta la Redoma de La Fuente, conseguirás en Carla’s Cakeland exquisitos postres: tortas de queso, galletas, brownies y ponquecitos o «cupcakes». No dejes de probar su café, es inolvidable.

Para un comida más formal o un almuerzo de negocios puedes ir a Atico, en el C.C. Paseo Las Delicias 2. Se especializan en cocina mediterránea y tienen una coctelería fabulosa.

En Churchill, en la Avenida Las Delicias, C.C. La Floresta, se especializan en carnes. Allí preparan un lomito Wellington espectacular y su ensalada César es de las mejores. En la sección de postres debes probar las islas flotantes, son una experiencia del otro mundo.

Otro de los rincones tradicionales de Maracay es el Bodegón de Sevilla, en la Avenida Las Delicias. Su especialidad es la cocina española. Preparan una paella valenciana insuperable. Lo bueno de la comida queda sobrepasado por música en vivo: Daniela te cautivará con su voz y su simpatía.

Para una experiencia más informal debes ir al Círculo Militar, también en la Avenida Las Delicias. Este es el centro de la movida nocturna maracayera. Puedes probar las innovadoras pizzas de Rúcula o decidirte por los cocteles de Bosque Pino, así comenzarás una noche llena de diversión.

Redoma de San Jacinto
Vista nocturna de la Redoma de San Jacinto. Fuente: Félix Nieto.

Alojamiento

Un excelente lugar para hospedarse es el Hotel Hesperia Maracay, en la Avenida Las Delicias. Ha sido remodelado recientemente y cuenta con todas las comodidades y un servicio excelente.

Otra muy buena opción es El Marriott Maracay Hotel & Golf, al final de la Avenida Sucre. Tiene servicio de restaurante, piscina, gimnasio y sus imponentes campos de golf. También ha sido remodelado recientemente para adaptarlo a los estándares internacionales más exigentes.

Uno de los lugares más tradicionales de Maracay es el Hotel Pipo. Además de sus confortables habitaciones, cuenta con servicio de restaurante, salones de reunión y un espectacular complejo de piscinas.

Una alternativa sencilla es la encantadora Posada el Limón. Ideal para el descanso, su principal punto en contra es que carece de servicio de restaurante.

¿Cómo llegar a Maracay?

Es muy fácil llegar a Maracay. Desde Caracas, se toma la Autopista Regional del Centro. Al pasar la Encrucijada, luego de una hora de viaje se comienzan a divisar las urbanizaciones de la zona metropolitana de la ciudad.

Se puede acceder por la salida de Palo Negro o por la de Tapatapa, dependiendo del sector de la ciudad al que te dirijas.

- Publicidad -

MÁS POPULARES

La abadía del silencio y la paz, San José en Güigüe

Recorriendo la ribera sur del Lago de Valencia, luego de pasar el Magdaleno, pequeño poblado de artesanos, se llega a Güigüe, una...

Receta del asado negro casero al mejor estilo venezolano

El asado negro es un platillo típico de Venezuela y el favorito de muchos. Esta exquisitez se prepara con un corte de...

Rosneft transfiere sus activos en Venezuela a empresa estatal rusa

Moscú, 26 de marzo de 2020.- La petrolera rusa Rosneft anunció la venta de todos sus activos en Venezuela. La empresa tenía...

5 restaurantes con delivery en Margarita

Aquí en el Diario Habla ya conversamos un poco con ustedes sobre algunos increíbles restaurantes que siguen prestando servicio ya sea...